Copyright

Todas las imágenes y contenidos pertenecen a Julia Alvarez. Copyright 2004-2014. Todos los derechos reservados. Por favor consultar antes de copiar, bajar o hacer vínculos a mis imágenes o textos.

jueves, 30 de octubre de 2014

Supuestos


(Escribió aquella vez la lapicera frente a la ventana, sobre el parquet, entreverada en la soledad de la ciudad que se come los sonidos de la lapicera que escribe.)

Se supone que no estaba mirándote,
se supone que miraba más allá
de tus ojos esa noche,
y que no era consciente de mi piel en tu mirada.

Se supone como tantas cosas,
como que el agua no debería correr tan fácilmente,
como que un día ya no te vas a ir de acá,
como que no debería pensar en lo que pienso.
Como se supone que nadie es de nadie,
como se supone que nos conocemos
a nosotros desde siempre;
como se supone que no dudo cuando dudo,
que no temo cuando me muero,
que tenemos solo algo en común como casi todos,
que estamos solos,
que amamos y nos aman,
que no sabemos lo que queremos.
Y todo eso...

Se supone que no estaba mirándote,
y que no veía mi piel en tus ojos,
así como todo esto se supone.

Pero yo sí te miraba.


miércoles, 29 de octubre de 2014

nadar

ponele que yo digo lo que a vos no te sale
y ponele que vos recordás lo que yo no puedo
ponele que juntamos todo
agitamos un mar entero adentro de un frasco
lo destapamos
y miramos el abismo en su interior
nos cubren las olas, el viento, la sal
dejamos que nos tapen
hundiéndonos adentro
dejando que el agua nos abrace
nadamos
vos y yo
y con las manos
con estas, las de carne y hueso
nos tocamos el alma
nos tocamos el cuerpo

lunes, 27 de octubre de 2014

lobos en vela

Tengo una vela,
solo una me queda,
la enciendo esta noche
de lobos
en vela.
Devolvéme el sueño
despierto, el del día,
el que busca el silencio
en tu cara dormida.
Perdí el paso
en el momento
en que eludí la caída.
Abrazáme los ojos,
besáme la noche
de vela encendida.
Con tu mirada interminable
hacéme un agujero
en el centro, bien adentro.
Prestáme tus manos
y el latido
entre tu pecho y las mías.
Cantá una canción
y en tus palabras
amáme dormida.


miércoles, 22 de octubre de 2014

estás

planos
estratos
capas
superpuestos
cruzados
misterio
¿es cierto?
es cierto
lo siento
en mí
en vos
en el espacio entremedio
mirar en tus ojos
sentir en tu pecho
amar el presente
y tu cuerpo.

estás


sábado, 18 de octubre de 2014

15 años

Nuestro amor fue en el destiempo
por un tiempo de cada uno.
Y también fue de nosotros.
No existe foto para el recuerdo,

no está tu cara siquiera en un 4x6.

Está impreso tu cuerpo expectante,

sentado en el umbral de mi puerta,

el mío en mi colchón,

tus manos sobre las cuerdas

a punto de saltar

de los acordes hacia mí.

Está lo intenso de tus palabras,

siempre pocas y certeras.

Y tengo aún la fiebre

de ese último encuentro trasnochado,

borradas las palabras

de mi triste carta,

solo la sensación

del crudo adiós en nuestra piel.

Si pudieran quince años

devolverme

tanto amor en blanco y negro.




lunes, 15 de septiembre de 2014

Café sin espuma

Y un día te fuiste.
Y un día te dejé.
Y desde que te fuiste
un día no estaba más
el ronco sonido de la paciencia.
No había ojos dormidos,
ni silencio intencional.
Un día te fuiste
y se velaron los recuerdos
de la ausencia poco a poco.
No hubo más canciones quebradas,
no hubo más palabras muertas,
no hubo más manos dejadas,
en soledad en compañía.
Y un día te fuiste
y esas plantas florecieron,
y de mi cocina se fugó
la esencia de los excesos.

Y un día te dejé.
Y entonces un día te fuiste.
Y desde que te fuiste
un día no había más
paciencia interminable,
ni ojos de amor al despertar,
ni silencios compartidos.
Un día te fuiste
y hay ausencia sin quererla,
no hay palabras de cariño,
ni manos que acompañan,
ni compañía sin reclamos,
y otras plantas se murieron.

Nos dejamos. 
Y te fuiste.
Y desde entonces
en mi cocina
el café ya no tiene espuma
ni hay amor hasta el fin de los días.