Efecto

19-03-2012 No existe la soledad completa / There's no such thing as complete solitude
En ese precioso instante en el que las palabras de la segunda o tercera frase del libro dejan de pedir permiso para entrar y calan hondo.
En ese momento inasible en el que el mundo alrededor desaparece con toda su persistente realidad y se levanta frente a nosotros una imagen sugerida solo por palabras cuidadosamente elegidas.
En ese elusivo momento en el que esa nueva i-realidad comienza a autocompletarse en los ojos de nuestra imaginación, que pasan a ser los ojos reales.
Es ahí cuando nosotros, los lectores, desaparecemos como cotidianos y nos volvemos perfectos, seres absortos cuya única función es ser uno con la obra.

(Estoy leyendo un libro de Paul Auster, una vez más.
Y quiero eso...
Quiero que un día una obra mía de cualquiera de mis expresiones produzca eso en alguien.
Casi nada, lo sé...)

Comentarios

  1. amé tus tomatitos.
    y la foto, claro.

    ResponderEliminar
  2. GUAUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU
    que estas leyendo?
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  3. Ana: Se borró tu comentario...
    Estoy leyendo "Sunset Park"

    ResponderEliminar
  4. Hola Julie, hoy fui a una librería a comprar dos libros para regalar, y en un estante (instante) me guiño un ojo Sunset Park... así que me lo traje y supongo que lo empezaré el domingo que salgo de viaje. Un beso! Ana

    ResponderEliminar
  5. Fuaaaaaa! Cuál de Pauls Auster estás leyendo?
    Quiero que me pase eso YA!
    Y, claro, tb quiero producir eso en un lector
    qué mágica tu descripción
    me encantó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ceci:
      Estoy leyendo "Sunset Park". Pero siempre me pasa con los buenos libros, y muchas veces con Paul Auster...
      Gracias por el comentario. Yo quiero!

      Eliminar
  6. Julia, yo estoy leyendo su libro "Diario de Invierno" recién publicado en España, aun no publicado en EEUU y lo estoy disfrutando como una niña chica. Tengo ésa sensación de cercanía, de "esto lo podría haber escrito yo" que solo me pasa con los libros redondos, esos sin palabrejas pretenciosas, que te entran directamente y los haces tuyos enseguida.
    Saludos: Isabel Clara de Flickr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, te entiendo perfectamente... esa sensación... es maravillosa.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Lo que ella quiere

el lenguaje de la lluvia