Mis palabras


Las palabras no son mías
Se sueltan de mí al soñar
Habitan mis sonrisas
y se van

Mis palabras son de nadie
no las quieran reclamar
Habitan los silencios
y se van

Palabras que son de arena
sonidos que devuelvo al mar
Lechuzas en mi ventana
Grillos de noche
Susurros de sal

Las palabras que tienen dueño
mueren antes de empezar
a hacer su camino de polvo
de viento
y eternidad

Dejen mis palabras quietas
mudas, sordas, dormidas quizás
Cuando despierte el alba
solas, solitas
se harán escuchar

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Lo que ella quiere

tarde