La una y la otra



Sé que tus cielos se parecen entre sí
y que algunos días pintás colores,
que en lugar de buscar el sol
dejás que te encuentre
mirando las flores.

Sé que la lluvia te habla
y que poco te hastía,
no más que el gris 
con que dibujás tus días.

Sé que tu calma 
se llama cansancio,
tu cansancio duda
y tu duda soledad.

Sé que tenés deseo
ahí adormecido
contando las horas
para ver la luz,
y cerrás las ventanas
rindiéndote al sueño.

Y entonces te miro,
y entonces me miro
y ahí me pregunto
¿quién sos, dentro mío?

Comentarios

  1. Qué linda Julie! Me gusta cuando se descubre que un estado o sentimiento lleva a otro, y todo se resume a uno solo...
    "Sé que tu calma
    se llama cansancio,
    tu cansancio duda
    y tu duda soledad"

    Precioso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Lo que ella quiere

tarde