Aún

Mis oídos escuchan tu voz.
Mi cuerpo suena a tu melodía.
Mi alma vibra como tus manos.
Mis ojos huelen a tu mirada.


Comentarios

  1. siempre quedan cosas para hablar y siempre quedan ganas de que queden

    ResponderEliminar
  2. Mejor así:
    Siempre quedan cosas para decir. Y siempre quedan ganas de que queden.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Lo que ella quiere

tarde