primeras hojas


Comentarios

  1. Si no sirve para pensar qué es el tiempo, quizás sirva para algo:

    Del tiempo elijo la hora en que me pensás
    de la hora en que me pensás elijo los últimos dos segundos
    de los últimos dos segundos elijo la intensidad
    de la intensidad elijo el perfume de tu jardín
    del perfume de tu jardín elijo tu trabajo sobre la tierra
    de tu trabajo sobre la tierra elijo el agua que da vida
    del agua que da vida elijo que me salpiques con tu risa
    de las salpicaduras de tu risa elijo tus ojos sin red
    de tus ojos sin red elijo el desequilibrio de tu alma
    del desequilibrio de tu alma elijo tu música y poesía
    de tu música y poesía elijo el libre albedrío de tus manos
    del libre albedrío de tus manos... no me pidas que elija yo.
    Siempre querré que ellas elijan más.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Lo que ella quiere

tarde