cuando miro hacia adentro

hace tiempo descubrí que pasara lo que pasara,
que aunque los vientos azotaran y la lluvia no dejara de caer,
que aunque el dolor incendiara mis órganos,
las manos me temblaran
y las lágrimas ardieran en mi cara,
que aunque la sequía quemara todo rastro de vida a mi alrededor,
y los planetas estallaran,
que aunque entendiera que somos sólo un engranaje
en una rueda cruel y maravillosa,
y aunque me atraparan con mil manos misteriosas
mil sentimientos extraños
con sus mil emociones agudas,
que aunque todo cayera un día por una barranca
y allí quedara yo, como árbol solo en la tormenta…
yo iba a estar bien.
Descubrí una luz en mi mirada,
que se ve cuando cierro los ojos,
una luz adentro de mí
un rayo indestructible
que soy yo,
que me acompaña,
y que nunca voy a perder.


Comentarios

  1. en esta fotografía se ve tu radiante luz, iluminada por dentro y por fuera. Extrañe tus versos viajeros.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Lo que ella quiere

tarde